Why The Nintendo PlayStation Was Never Released – Dark History: Episode 1

En 1991, Sony anunció que estaban trabajando
en un nuevo proyecto con Nintendo; Un sistema basado en CD compatible con Super NES denominado: The
Play Station. Estaba destinado a ser un éxito que impulsaría a Sony
al mercado de los videojuegos justo al lado de Nintendo; no como un competidor, sino como un aliado. Entonces… ¿qué salió mal? Si abres una Super Nintendo,
encontrarás un chip de efectos de sonido llamado SPC 700. ¿ El fabricante de este chip? sony Fue desarrollado por un ingeniero llamado Ken
Kutaragi. Después de ver a su hija divertirse jugando
la NES, decidió que los videojuegos no eran solo una moda pasajera o un entretenimiento barato. Durante su tiempo libre, creó el chip SPC 700
. Cuando Sony se enteró de su proyecto secreto
, tuvo que convencer a sus superiores de que la floreciente industria de los videojuegos apenas estaba
comenzando. El éxito del chip de sonido implementado
en la SNES le dio al presidente de Sony, Norio Ohga, razones para creer que si hicieran una
consola de juegos, podría ser un éxito magnífico. Sin embargo, no se sentía a la altura de la tarea de ingresar a
la industria desde cero.

Afortunadamente, Nintendo se acercó a él con una
idea descabellada; Un sistema basado en CD que podría complementar el SNES. En 1988, Sony comenzó a desarrollar un complemento basado en CD
para Super Nintendo. Las dos empresas se llevaron muy bien en las
primeras etapas del proyecto. Se fabricaron y probaron cientos de prototipos,
y su futuro juntos parecía casi seguro. Hubo solo un problema. Un problema realmente grande. Sony quería controlar las licencias de las
versiones en CD de los juegos producidos para el formato de disco de Super Nintendo. Nintendo trató de solucionarlo, pero Sony se
negó a ceder. La alternativa era que Nintendo controlara
las ganancias y las licencias del sistema, dejando a Sony con pocas razones para continuar con
su trabajo. Además, Nintendo sabía que los desarrolladores
preferían los CD a los cartuchos.

Probablemente perderían muchos de sus
acuerdos de licencia con Sony. Estos dos gigantes del entretenimiento se habían
acostumbrado a salirse con la suya y continuaron tratando de superarse durante todo el
proyecto. Es en este punto que les presento al
presidente de Nintendo, Hiroshi Yamauchi. Entraré en más detalles sobre Yamauchi-san
en otro video, pero por ahora solo diré que este hombre hablaba en serio. No se andaba con rodeos y sabía exactamente
cómo conseguir lo que quería. Si Nintendo tuviera términos desfavorables,
digamos que el contrato no duraría mucho. Yamauchi sirvió muy bien a Nintendo durante
su tiempo como CEO, pero sus políticas sobre licencias, distribución y producción comenzaron a
desgastar lentamente a los desarrolladores externos que confiaban en las consolas de Nintendo para mantenerse en el negocio. Si continuaba con su dominio estricto de la industria de los
videojuegos durante mucho más tiempo, se iban a romper. Su decisión sobre qué hacer a continuación puede haber
sido ese punto de ruptura. Yamauchi-san envió en secreto a algunos altos mandos
a Europa para conversar con Philips, el mayor competidor de Sony.

Philips había estado trabajando arduamente en su propio
sistema de juegos CD-i, por lo que la oferta de juegos basados en CD de IP de Nintendo que aparecían en su si
tema parecía demasiado buena para dejarla pasar, incluso si Ni tendo controlaba las ganan ias. [Sí, Nintendo en realidad permitió que los
desarrolladores de terceros hicieran juegos basados en Super Mario y The Legend of Zelda que aparecieron en un siste
a que no era de Ninte do. Y sí, son absolutamente horribles.] Ahora, si Nintendo pudiera obtener mejores términos con
una compañía diferente, un cambio de planes no sería tan extraordinario; son negocios. Sin embargo, Nintendo violó la regla no escrita
de Japón y favoreció a una empresa extranjera sobre una nacional. Este era un tabú que rara vez se violaba en ese momento. Muchas compañías de juegos japonesas estaban molestas con
Nintendo por darle la espalda al continente (por así decirlo), especialmente porque Japón había
sido golpeado recientemente por una recesión económica.

Aparte de las normas culturales de los
negocios japoneses, Nintendo decidió dar la noticia de que Sony ya no estaba involucrada en el SNES-CD,
de la peor manera posible. En 1991, Sony aprovechó la oportunidad en el Consumer
Electronics Show para anunciar que estaban desarrollando un nuevo complemento para Super NES
llamado The Play Station (Two Words). Generó mucho revuelo y Sony mantuvo la
cabeza en alto cuando estaban a punto de hacer su primera incursión en una nueva industria. Pero su euforia no duró mucho. Al día siguiente, Nintendo tuvo
su propia conferencia de prensa. En esta conferencia muy pública, donde
abundaba la prensa y los periodistas estaban ansiosos por saber más sobre esta nueva Nintendo Play
Station, Nintendo hizo su gran anuncio. El Super Disk, como lo llamaban, estaba siendo
desarrollado por Philips, no por Sony. Este es uno de los momentos más oscuros en la
historia de los videojuegos, y sus consecuencias aún resuenan hoy.

El presidente de Sony, Norio Ohga, estaba increíblemente enojado,
como era de esperar. Pero no demostró ser alguien que explotara
y declarara la guerra de inmediato. Mostró un gran aplomo y trató de arreglar las
cosas con Nintendo. Después de todo, Sony todavía estaba interesada en colaborar
con la lucrativa compañía de juegos, y en 1992 se formalizó un nuevo acuerdo, aunque lamentablemente
nunca salió nada. Al igual que Nintendo había buscado en secreto a
Phillips para que se hiciera cargo del trabajo que Sony había realizado durante años, Sony comenzó sus
propios preparativos. Después de intentar colaborar con el rival de Nintendo,
SEGA, en una nueva consola basada en CD-ROM, que tampoco funcionó, Ken Kutaragi
decidió que solo había una forma de triunfar en la industria del juego.

Venga la próxima generación de consolas,
tendrían una sorpresa bajo la manga que lo cambiaría todo. ¿Recuerdas que mencioné que el presidente de Nintendo,
Hiroshi Yamauchi, hizo un trato difícil con los desarrolladores externos? Pues entra en juego en los años siguientes. Verá, a pesar de la asociación de Nintendo
con Phillips, lo único que resultó fueron algunos juegos de CD-i que usaban las propiedades de Nintendo
. Los juegos eran terribles, el CD-i era demasiado caro
y, bueno, eso fue todo. Nunca salió un CD periférico para Super Nintendo
. Desarrolladores como Square, EA, Namco y
Capcom realmente esperaban que se pudiera llegar a un acuerdo entre Nintendo y Sony o Philips para
poder producir más juegos, con una mayor calidad, utilizando CD fáciles de desarrollar en lugar de
los torpes cartuchos de Nintendo. . Algunas compañías ya habían comenzado a hacer
juegos para Super Disk que nunca salieron o tuvieron que modificarse drásticamente
para que cupieran en los cartuchos de SNES. Sony lo sabía. Si pudieran sacudir la industria lo suficiente,
muchos de los mayores fabricantes de videojuegos del mundo dejarían Nintendo con entusiasmo y acudirían en masa
a su sistema.

La Sony PlayStation de 32 bits (una palabra esta
vez) se anunció a principios de 1994. Comenzó a generar entusiasmo mucho antes del lanzamiento,
ya que su hardware se usaba para ejecutar juegos como Virtua Fighter para salas de juegos en Japón. Tomó una gran parte del mercado, lo que se
vio agravado por el hecho de que Nintendo decidió continuar con los cartuchos en el N64. Esta decisión finalizó el éxodo masivo de
desarrolladores externos de Nintendo y directamente a los brazos de Sony. Su plan funcionó, y aunque finalmente no pudieron
derribar a Nintendo, ganaron las siguientes 2 generaciones de consolas, superando drásticamente a
Nintendo y obligando a Sega a salir del negocio.

Es fácil mirar lo que sucedió aquí
y elegir bandos, culpando o por causar un cambio tan drástico en el
panorama de los videojuegos. Pero piénselo de esta manera, ese
N64 basado en cartuchos nos dio algunos de los mejores juegos de todos los tiempos en Super Mario 64, Ocarina of
Time y muchos otros. Del mismo modo, para Super NES, Chrono Trigger
nunca se habría lanzado en su forma actual. Final Fantasy 7 habría sido tan diferente
que es difícil decir si hubiera creado tal revolución en primer
lugar. Muchos de estos juegos cambiaron mi vida de maneras
que ni siquiera puedo describir. Creo que estos juegos son perfectos tal como
son. Además, no es como si Sony y Nintendo
fueran a ser los mejores amigos para siempre.

Toda mi investigación me dice que Sony
iba a saltar al mercado de las consolas, ya sea que comenzaran con el complemento Super NES
o no. Es casi seguro que la próxima generación
habría visto a Sony crear su propio sistema y desafiar directamente a Nintendo. Entonces, si te sientes deprimido por toda la
situación y por lo que "podría haber sido", solo recuerda: cosas como esta suceden,
y no siempre es agradable, pero al final, no lo haría de otra manera..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.