ENFERMEDADES que SANAN con TÉ de ORÉGANO (CÓMO USARLO)

El orégano se ha utilizado mucho desde la antigüedad,
tanto de forma culinaria como medicinal, especialmente en la zona mediterránea,
por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas,
contra bacterias, virus, parásitos, hongos y concretamente su poder
antioxidante en investigaciones se considera que es 42 veces superior
a las manzanas y cuatro veces superior a los arándanos, teniendo
en cuenta el mismo peso. Como curiosidad y para darnos cuenta de su
importancia cultural, en la antigua mitología griega se creía
que la diosa Afrodita había creado el orégano con su fragancia
particular como símbolo de la felicidad. Y en la antigua Grecia y en la antigua
Roma se utilizaba no solo de forma culinaria y como planta medicinal, sino
también para simbolizar la felicidad. También para preservar alimentos por las propiedades antimicrobianas,
las que hemos comentado, y durante la Edad Media siguió igual
y además se utilizaba para ahuyentar malos espíritus, malos presagios
para el mal de ojo y lo que hacían era ponerlo en bolsitas
alrededor del cuello con estos objetivos.

Pero, ¿cuáles son las propiedades
medicinales del orégano. Es un tórico general. Esto significa que ayuda a revitalizar
y fortalecer nuestro cuerpo para que aumente el tono o
nuestra energía general. Es como si fuera un maestro afinador
que iría revisando y afinando cada uno de los instrumentos de nuestro cuerpo para
que su tono fuera el adecuado, para que hubiera un equilibrio y así
estuviéramos más fuertes para enfrentarnos a las actividades cotidianas
y a las presiones que podamos tener. Es expectorante. Esto significa que ayuda a expulsar la mucosidad y la flema que podamos tener
en las vías respiratorias, y esto es útil en problemas como,
por ejemplo, la bronquitis. También es un antiséptico de las vías respiratorias en algunas formas de uso,
y esto nos puede ayudar a combatir infecciones de estas vías respiratorias,
manteniéndolas libres de microorganismos.

Es aperitivo. Esto significa que aumenta las ganas de comer y es útil antes de las comidas en
personas que tienen pocas ganas de comer, que tienen un apetito
reducido por el motivo que sea. Tiene propiedades carminativas. Esto quiere decir que disminuye los gases intestinales y contribuye a que disminuya
las molestias o el hinchazón abdominal. Tiene propiedades espasmolíticas. Esto significa que relaja la musculatura
lisa que rodea todo el tubo intestinal de forma que alivia los cólicos
intestinales que se producen por contracciones de esta
musculatura, que son espasmos. Tiene propiedades digestivas porque ayuda a que se produzcan jugos gástricos y esto
facilitará la digestión y después la absorción de estos alimentos
y nutrientes hacia la sangre. Tiene una propiedad colerética,
que esto significa que estimula la producción de bilis que pasa
al intestino y esto favorece la digestión y la absorción de las grasas
que hemos ingerido con los alimentos.

Tiene propiedades diuréticas. Esto significa que promueve la producción de orina y su eliminación,
y esto favorece que disminuya la retención de líquidos y también
que se eliminen toxinas. ¿Y cuáles son las indicaciones
tradicionales? En parte, lo podemos deducir
por las propiedades que hemos comentado. En primer lugar, para la inapetencia,
es decir, para las personas que tienen poco apetito, pocas ganas de comer,
como tónico general también. También para los problemas digestivos,
por ejemplo, dispensias, es decir, molestias abdominales que se deben
a baja producción de jugos gástricos.

También para las dispensas hepatobiliares, es decir, las molestias en el abdomen
producidas por una falta de movimiento en las vías que van desde la vesícula
o del hígado hacia el intestino. También para problemas digestivos
como el meteorismo, es decir, el acúmulo de gases en el intestino,
para los cólicos intestinales o espasmos intestinales, incluso
también para las diarreas. En problemas de tipo respiratorio también
se ha utilizado en bronquitis, en asma o en enfisema, por las propiedades
mucolíticas que hemos dicho. Hemos dicho de eliminar el moco,
también por la propiedad de relajar el músculo liso y así permite que puedas
respirar mejor porque el aire fluye con mayor facilidad y también
porque disminuye la inflamación.

También otra indicación es
las dismenorreas, es decir, los cólicos o dolores en
la menstruación en las mujeres. También ayuda a relajarlo la musculatura, ya que sean menos intenso estos
dolores y contribuye a que se alivian. Y también para prevenir las piedras en el riñón por este efecto diurético
que hemos comentado antes. También tiene beneficios para la salud
del corazón porque tiene compuestos que colaboran a la disminución
del colesterol en la sangre, concretamente el LDL – colesterol,
el que llaman malo, de forma que se formarán con menos
frecuencia las placas de ateroma. A esto también contribuye
su efecto antiinflamatorio. Y también se ha visto un efecto
facilitador en las dietas para adelgazar, o sea que para disminuir de peso puede ser
un añadido interesante. También algunas de las sustancias que contiene el orégano tienen efectos en
el laboratorio de tipo anticancerígeno.

Pero ya digo que muchos de los efectos
que estamos explicando se han ensayado en el laboratorio
analizando compuestos que tiene el orégano, como el carvacrol,
el ácido rosmarínico, el timol. También tienen múltiples flavonoides , que tienen estos efectos antioxidantes y también en
animales de laboratorio. Hay menos investigación en humanos. Es decir, que siempre hay que ir con cuidado y que esto no sustituye
la medicación habitual que tomes para cualquiera de las patologías
o enfermedades que puedas tener.

Otro uso es para dolores de tipo osteoarticular, para artritis,
dolores en diferentes articulaciones. Y esto, tanto consumido por vía oral este orégano, como en aplicaciones tópicas en
forma de infusiones y de compresas o incluso utilizando aceites esenciales que
estarán disueltos en un aceite portador. También a nivel local se ha utilizado para
infecciones bacterianas, infecciones por hongos, para picaduras,
incluso para heridas y úlceras, y también de forma local para problemas
como faringitis, otitis o sinusitis. Pero todo esto habría que diagnosticarlo
por parte de un médico y que te dijera exactamente qué es lo
que tienes que utilizar. ¿Cómo se hace el té de orégano? La tisana que se suele hacer es
la infusión, porque se utilizan partes de la planta que son más frágiles,
que son las hojas secas o frescas.

En cambio, la de cocción se dejaría para
partes más duras, como las raíces o los tallos, aunque
a veces también se hace decocción. En el caso de la infusión,
que es lo más frecuente, ¿cómo se hace? Pues lo que utilizas es una o dos cucharaditas de hojas de orégano,
que serán hojas secas o frescas. Se suelen utilizar las secas
porque son más fáciles de conservar.

En el caso de que sean frescas, asegurarse de que están bien limpias
y las otras también, por supuesto. Y se ponen dentro de una taza. Lo que harás es unos 240-250 mililitros
de agua, es llevarlo a la ebullición y después esta
agua que está hirviendo la pones en la taza en la que tienes
las hojas de orégano. Esta taza la taparás y dejas que repose
entre 5 ó 10 minutos según el tiempo que quieras que esté haciendo efecto
este de agua que está muy caliente. Después, lo que haces es colar esto para retirar los restos de la planta y este
líquido es el que te podrás beber. Hay personas que le añaden algún edulcorante o un poquito de miel,
otros le ponen un poquito de limón. En fin, esto ya va a gustos personales. Pero esto, tanto si es caliente como si es frío, si lo guardas en la nevera,
es lo que te podrás ir bebiendo. ¿Cuántas veces al día? Pues normalmente se requiere recomienda
entre una a tres veces al día cantidades que están alrededor de 240
mililitros de infusión.

¿Puede tener algún efecto secundario el orégano o algún problema,
alguna contraindicación? En general, en el uso culinario, que es tradicional,
la cocina mediterránea, no tiene que haber ningún problema, a no
ser que tengas alguna reacción alérgica. En el caso de la infusión, lo mismo,
a no ser que consumas en exceso o tengas alguna alergia, no tiene que tiene que dar
ningún problema, a no ser que exageres y pueda darte algún problema en
el estómago o algún problema digestivo debido al consumo excesivo,
pero eso como cualquier cosa.

Después habrá que ir con cuidado ya no
solo en las infusiones, sino en
otro tipo de productos que no hemos comentado aquí, pero que son suplementos
en forma de extractos secos, extractos fluidos,
tinturas o aceites esenciales que se pueden vender en forma de tabletas,
de cápsulas, en forma de frascos líquidos y que estos llevan un orégano mucho más
concentrado, con una mayor concentración de productos que tienen efectos
beneficiosos, pero puede ser que tengan más efectos indeseables o que pueda
haber más problemas con ellos.

Y siempre habrá que seguir
las instrucciones del fabricante. Por supuesto, consultar a un profesional
de la salud para que te indique cómo lo tienes que tomar y aquí sí que tendrías
que ir con más prudencia. Pero no es el tema que hemos
tratado en este vídeo. Te dejo aquí otro vídeo sobre el aceite de orégano y otras formas de presentación
del orégano, de suplementos que lo llevan y las indicaciones, beneficios
y los posibles efectos secundarios.

Muchas gracias.
Un abrazo. Cuídate y nos vemos en el próximo vídeo..

As found on YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *